Ramon Irigoyen en FacebookRamon Irigoyen en Twitter
Ramón Irigoyen es autor de 16 libros de obra original. Ha publicado también 15 libros de traducciones del griego antiguo y moderno.
"Descomunal poeta" (Juan García Hortelano)
"Ya era hora, coño, de encontrar una gran prosa castellana, nueva, vieja y eterna" (Francisco Umbral, Premio Cervantes)

El Ayuntamiento de Logroño y la poesía

Artículo de Ramón Irigoyen publicado en “Diario de Navarra”. Lunes, 7 de mayo de 2018

Se han celebrado en abril – ‘el mes más cruel’, según uno de los versos más citados del siglo XX, de T. S. Eliot –, en la capital de La Rioja,  las XX Jornadas de Poesía en Español organizadas por el Ayuntamiento de Logroño. Y que un ayuntamiento del Reino de España haya organizado, ya durante 20 años, unas jornadas de apoyo a la difusión de la poesía tiene un mérito muy especial porque nuestro país no se caracteriza precisamente por su amor a la cultura de la que, con frecuencia,  no sabe cómo ocuparse. Un país que, como el nuestro en estos momentos, hacina – es decir, mezcla a lo bestia -, en un solo ministerio la educación, la cultura y el deporte, revela que le importa un rábano de Budapest la educación, la cultura – de la que ignora incluso su altísima aportación económica a nuestro PIB -, y el deporte, al que hay que apoyar máximamente, pero siempre sin olvidar que las grandes aportaciones de conocimiento, de rendimiento económico y de desarrollo social nos las otorga la ciencia. ¿Cuántos grifos se han cerrado a la ciencia en los últimos años? ¿Cuántos científicos han tenido que huir de España?

La poesía, como las matemáticas, la física, la química, la astronomía o la arquitectura, tiene una importancia extrema. La poesía es una disciplina que, en el mundo occidental, cuenta con 2.800 años de historia. Hace 2.800  años que nacieron la Ilíada y la Odisea de Homero, dos obras que se mantienen vivísimas  ¡después de 28 siglos! La poesía castellana tiene una historia de casi mil años.

Las XX Jornadas de Poesía en Español se presentaron bajo el lema de “Tallas grandes”, con el  que su coordinador, el excelente poeta y profesor de la Universidad Complutense de Madrid, Raúl Eguizábal, aludía irónicamente a la edad no excesivamente juvenil de los cinco participantes – poetas de los años 70 -, citados aquí por orden cronológico de intervención en la Casa de los Periodistas, sede de las Justas Poéticas, entre el lunes 9 de abril y el viernes día 13: Luis Martínez de Mingo, César Antonio Molina, María Ángeles Maeso, Ramón Irigoyen y Miguel d’Ors.

Quizá alguien me pregunte cómo tengo la osadía de mencionar a Ramón Irigoyen, del que no hay que descartar que sea la misma persona que firma este artículo, cuando uno, como tantas docenas de veces escribió Teresa de Ávila, no debe nunca dar pábulo a la que ella llamaba con humildad  “mi ruin vida”. Lo hago por dos razones. La primera razón es porque soy el más devoto discípulo de Francisco Umbral, el rey de la mejor prosa y, además, el más insigne  emperador del autoelogio. Aquel celebérrimo grito de “yo he venido aquí a hablar de mi libro” que le espetó, con suprema sabiduría publicitaria, a la gran Mercedes Milá en su programa televisivo ha pasado a la historia, como en su día pasó en Francia el también muy pragmático “París bien vale una misa”. La segunda razón por la que me incluyo aquí se la debo al periodista, y también rey de la comunicación, Manuel Campo Vidal, cuyo libro “¿Por qué los españoles comunicamos tan mal?” lo he recomendado muchas veces. Hace unos días, el vitalísimo librero Julio Elvira en su librería “El Mirador” de Colmenar Viejo (Madrid) me dijo con la autoridad de Yavhé: “Lee de rodillas esta biblia: ‘Eres lo que comunicas. Los diez mandamientos del buen comunicador’ (RBA), de Manuel Campo Vidal”. Estoy leyendo de rodillas, como me mandó Julio Elvira, “Eres lo que comunicas” y me he convencido de que no comunico Mi poesía reunida (1979-2011), publicada por Visor, y ya siendo hora de que, siguiendo a Francisco Umbral y a Manuel Campo Vidal,  empiece a hablar de mi obra. Pero, aunque con frecuencia es lo que más me gusta, por esta vez no seré egoísta. Recomiendo también los magníficos libros de mis compañeros Luis Martínez de Mingo, César Antonio Molina, María Ángeles Maeso y Miguel d’Ors.

La concejal de Cultura,  Comercio y Turismo,  Pilar Montes, inauguró la exposición de los 20 años de carteles de las Jornadas de Poesía en Español con asistencia de César Antonio Molina y de Jorge Elías, el excelente diseñador de la cartelería.

Los Comentarios estan cerrados.