Ramon Irigoyen en FacebookRamon Irigoyen en Twitter
Ramón Irigoyen es autor de 16 libros de obra original. Ha publicado también 15 libros de traducciones del griego antiguo y moderno.
"Descomunal poeta" (Juan García Hortelano)
"Ya era hora, coño, de encontrar una gran prosa castellana, nueva, vieja y eterna" (Francisco Umbral, Premio Cervantes)

Narrativa

Fábulas de Grecia
(Ediciones Oniro, 104 páginas, 2009)

A partir de 9 a 99 años
¿Qué tienen en común un águila, una zorra, un burro, una comadreja, un león y una cabra? Pues que, además de ser animales, todos ellos son protagonistas en estas divertidísimas Fábulas de Grecia.

Ramón Irigoyen, especialista en cultura griega y romana – es licenciado en filología clásica, residió tres años en Atenas y fue en el Colegio Universitario de La Rioja, durante trece años, profesor de filología latina -, ha hecho su particular y original creación de unas fábulas inspiradas en las que, en su día, escribiera el griego Esopo. Las Fábulas de Esopo inspiraron, entre otros autores, al latino Fedro, al francés La Fontaine y al gran fabulista alavés Samaniego (1745-1801), el primer poeta cuya obra Ramón Irigoyen compró, en la librería Gómez de Pamplona, en su adolescencia.

A través de estas fábulas, y con su gran sentido del humor, Ramón Irigoyen nos transmite aventuras de la vida cotidiana, situadas en Grecia, que entusiasmarán a lectores de todas las edades, a partir de 9 nueve años. ¡Hasta el propio Esopo aparece como personaje en este muy entretenido e instructivo libro de fábulas! Somos animales humanos y podemos aprender mucho de los otros animales – perros, leones, golondrinas -, nuestros queridos parientes.

“Inspiradas en Esopo y en cierto modo, en algunos de sus seguidores -Fedro, La Fontaine y los españoles Samaniego y Tomás de Iriarte- las historias del escritor y periodista navarro poseen un humor más que agudo, tendencia natural a la sátira y magnificas ilustraciones estilo TBO, de Patrice Alaquart, que ya le acompañaron en su anterior libro Una pequeña historia de la filosofía. Hacen creíble ese zoo de animales sabios que se mezclan con los dioses y vigilan y advierten a los hombres”.
José Antonio Gurriarán

Un placer inconfesable
(Brand, 20 relatos, 228 páginas, 2001)
Selección de relatos escritos entre 1980-2001. La primera parte (I) recoge 9 relatos que se publicaron en 2001, por primera vez, reunidos en libro. La segunda parte (II) reúne 11 relatos de los 18 que compusieron el libro Inmaculada Cienfuegos y otros relatos.

“Se trata de una galería de retratos de familia, cada cual más rico en matices, que conforman una sarta de perlas cómicas engarzadas con la certera y marcada ironía de un maestro del humor en todas sus facetas, incluido el humor negro… Irigoyen monta así su pequeña ópera bufa en el escenario de cada relato, que se permite trufar de exquisiteces literarias, algunas de las cuales se manifiestan a partir del ámbito erótico, donde se recrea ávido de sensaciones provocativas y alegres, entusiastas, caprichosas”.
(Lola Beccaria, ABC)

Como narrador, Ramón Irigoyen es autor de los libros Inmaculada Cienfuegos y otros relatos y Un placer inconfesable: “ya era hora, coño, de encontrar una gran prosa castellana, nueva, vieja y eterna”.
(Francisco Umbral, Diario16)

Inmaculada Cienfuegos y otros relatos
(Grupo Libro 88, 18 relatos, 208 páginas, 1991)
“Y, junto al Fuego oscuro, los cien fuegos de Inmaculada Cienfuegos, el divertidísimo libro de cuentos de Ramón Irigoyen que acaba de aparecer en las librerías. Desenfado, humor, sexo y seis o siete obras maestras, entre ellas, Curación milagrosa y Una novia antigua… excepcional construcción de sus desternillantes historias”.
Luis Alberto de Cuenca, ABC

“La ironía y el humor… hacen de este libro un manual de la irreverencia; la prosa de Irigoyen es la de un sátiro erudito y desbocado, capaz de combinar la grosería más escandalosa con una cita de Lucrecio, los adjetivos más soeces con las metáforas más sorprendentes… En resumen, Ramón Irigoyen ha elaborado una colección de relatos divertidos y excitantes”.
Javier Sáez, El Mundo

“La aparición de Inmaculada Cienfuegos y otros relatos estuvo ligada, como ya sucediera con los dos poemarios de Ramón Irigoyen, a la polémica. Y es que sus textos, tan perturbadores como una descarga eléctrica, tan arrolladores como un caterpillar y tan desaforadamente vitalistas como corrosivos despertarán siempre amores u odios: indiferencia, jamás. En este sentido, la transgresión de Irigoyen del código literario al uso representa el zarpazo artístico más decisivo, el acto supremo de rebeldía estética contra el poder manipulador y dominador de una lengua deformadora de la realidad y la experiencia”.
Angelica Valentinetti: VV AA La dulce mentira de la verdad. Ensayos sobre narrativa española actual

Imprimir Pagina Imprimir Pagina